Scroll to top

Peyote

En el mercado de las brujas de La Paz se puede comprar el peyote o cactus ‘san pedro’. O compras el cactus entero y tú mismo lo pelas y hierves para comértelo, o lo tomas en polvo con tu zumito de naranja para desayunar.

Es una de esas sustancias que quieres tomar de día para tener los efectos durante horas, y lo quieres disfrutar con poca gente y en naturaleza. Yo lo tomé en la ‘Isla del Sol’ a las 8am y los efectos me duraron todo el día.

Las primeras horas tenía risa floja, prestas más atención a las pequeñas cosas. Las plantas y flores se vuelve simpáticas y te saludan merciéndose con el viento, les puedes ver hasta carita feliz.

Luego empecé a caminar por la isla y todo era alucinante: el colores del agua es aun más azul, el verde de las plantas es reluciente, y cada cosa que veía tenía que tocarla y sentirla. ‘Oh dios mío, qué piedra tan hermosa, como puedo ir por la montaña sin fijarme en la belleza de las piedras«? Y me meto la piedra en el bolso. Oh my god, mira esta ramita marrón de este árbol, no es la ramita más bonita que has visto con esta putrefacción y bichos y esta pelusilla?’. Y para la saca, ramita al bolso de la Sheila. Y te fijas hasta en hojas de las plantas que tienen agujeritos y piensas ‘qué injusticia de mundo cruel, pobres bichitos que se comen las hojas de las flores, malditos’. Y sigo cargando mierda en mi bolso, que en ese momento me parece lo más.

Y caminas y sientes la tierra bajo tus pies. Y tocas y hueles absolutamente todo y podrías echar a volar como una hada si tuvieras alas, y serían rosas, y seguramente te llevaría un unicornio turquesa volando con un cuerno perfectamente diseñado, porque en ese estado eres la persona más happy flowers del planeta.

Y después de muchas horas se te pasa, crees que te vas a quedar agilipollada para siempre pero el día siguiente vuelves a tu estado de ignorancia normal. Y miras tu bolso y pareces la margarita 6 dedos pero en vez un ladrillo en el bolso tienes 8 piedras grises de esas que chutas por la calle, unos pétalos amarillos disecados y chuchurridos de tantas horas ahí metidos y 4 ramitas de árboles que te han dejado el bolso lleno de mierda y polvo.

Y piensas? Qué conojes veía yo ayer? Jajaj. Ojalá siempre pudiéramos verlo todo así. Me encanta, dadme pellotas peñaaaa, quiero llenarme el bolso de barro otra vez!

Related posts