Scroll to top

Si quieres… Puedes

Constantemente mucha gente me pregunta:

«¿Cómo lo haces para viajar durante tanto tiempo? ¿Te ha tocado la lotería? ¿Tus padres te envían dinero? Ojalá yo también pudiera hacerlo lo mismo que tú».

¿Pues sabes que? Estás de suerte, ¡porque si quieres puedes!

Mis respuestas a estas preguntas:

– No me ha tocado la lotería (ni lo necesito, mejor que le toque a alguien que lo necesite más que yo).

– Mis padres no me han dado dinero desde que tenia 15 años. Eso sí, cada vez que voy a casa estoy mimadísima con mis cervezas favoritas, aguacates y mis yogures de marca buena.

– Tampoco vendo mi cuerpo, que en algunos países eso da mucha pasta. Sí, es muy respetable y alguna oferta de esto me ha salido, pero no me veo capaz, soy una romántica.

cargada


Dicho esto, ¿cuál es el secreto?

Trabajar duro y administrarse bien. Como todo en esta vida… ¿Si quieres un cuerpo macizo que haces? Te cortas el pico y dieta, ¿no?

Pues si quieres viajar durante un tiempo largo, ¡ahorras mucho y gastas poco!

El tema es, la mayoría de países donde he estado más tiempo tienen un coste de vida muy bajo (Asia y algunas partes de Sud América). Son paises donde viviendo bien sin caprichos, gastaras unos 20 euros al día.

A modo rápido y esto es una estimación muy aproximada porque cada país es distinto:

– Alojamiento 5euros la noche

– Comida por 1 euro por plato si comes en la calle (pongamos que tengo hambre y me gasto 5 euros en total),

– Transporte: si tengo que coger autobús, tren, burro… Le pongo 3 euros mas

– Extras… hasta 20euros/día, lo que sea, agua, zumo, birra, helados

Eso quiere decir que en un mes gastarías unos 600euros, aprox.

Ahora, ¿esto que implica?

– Que como siempre en la calle, y esto implica a veces comer sopa con fideos para desayunar. Y te aseguro que si comes cada día en la calle se te tienen que quitar las tonterías.

– Que cojo siempre el transporte más barato, y generalmente es un autobús que da mil vueltas para llegar al lugar y donde evidentemente el sillón no es ni reclinable, y eso si tienes asiento, que a veces ni eso.

– Que duermo en los hostales más baratos, donde a veces hay hasta 15 camas en una habitación, con gente roncando y tirandose pedos, y no con las mejores condiciones higiénicas en muchos casos (vamos, que llevo años duchandome con chancletas).

– Que no me «mimo» demasiado con caprichos físicos porque solo llevo una mochila y no me caben, y si me compro cosas son tonterías tipo pendientes de un euro o un pintauñas que nunca acabo usando.

¿Cuál es la diferencia entre esto y unas vacaciones más cortas?

Básicamente comodidad.

Es decir, que en las vacaciones cortas quieres ir a una cama cómoda y no a una donde tal vez pilles chinches, que llevas todo el año trabajando para algo.

Que no vas a perder media hora buscando el restaurante más barato porque te da igual pagar 10 euros más.

Que te vas a beber tantas cervezas como te apetezca porque estas de vacaciones.

Y vas a coger un avión para ir de una isla a otra porque para el poco tiempo que tienes no vas a pegarte 12 horas en un autobus sofocado sin aire acondicionado.

Con lo cual, al final tiempo es igual a dinero. Yo me puedo pasar media hora buscando el jabón más barato del pelo que haya, a veces no tengo nada mejor que hacer.

Entonces, ¿Qué pasa cuando has gastado tus ahorros en Asia/Sud America? Los sueldos allí son muy bajos, ¿y ahora cómo vuelvo a ahorrar?

Pues en mi caso, tengo la suerte de poder volver a vivir con mis padres durante un tiempo, trabajar, volver a ahorrar e irme de nuevo. Cuando estoy en casa, ni me compro ropa nueva, ni cremita para hidratarme, y tengo los mismos sujetadores y zapatillas verdes desde hace demasiados años.

Pero si no tienes esa suerte, hay muchas opciones más, porque el mundo es muy grande y está lleno de oportunidades. ¿Has escuchado hablar de Australia? ¿Nueva Zelanda? ¿Europa? Busca tu lugar, solo tienes que informarte bien, decidir hacia donde quieres ir, y plantarte allí con un objetivo en mente: ganar dinero.

Si quieres ir a Australia, Canada, Nueva Zelanda… Enviame un email, yo te ayudo con las opciones que tengas.

¿Y ahora me preguntarás… Y si voy a Australia habrá trabajo? Bueno, generalmente trabajo siempre hay, de un sector u otro, depende de ti. La dificultad en encontrar trabajo en cualquier país dependera de tus cualidades y el empeño que le pongas.

A día de hoy, he hecho muchísimos tipos de trabajo distintos, y sí, yo tambien he limpiado muchos lavabos por muy poco dinero, y no pasa nada, alguien tiene que hacerlo y no se me van a caer los anillos nunca.

Así que si tienes perseverancia, un poco de morro y trabajas duro, estoy segura que trabajo encontraráss.

¿Y si no hablo inglés? Bueno, todos sabemos que el inglés hoy en día es primordial, así que cuanto antes lo hables bien antes tendrás mejores oportunidades.

Además, hay también oportunidades para vivir en sitios trabajando durante pocas horas al día o haciendo voluntariados donde generalmente te cubren las comidas y la estancia, yo he trabajado en hostales y en granjas haciendo esto, echa un vistazo a las siguientes paginas llenas de oportunidades que son maravillosas: workaway.com, helpex.com.

Así que… Poder se puede. Pero, ¿realmente quieres? 🙂

 

Related posts