Scroll to top

Sola solita sola

Mujer, no tengas miedo de viajar sola, ni verguenza ni prejuicios.

Nadie te mirará raro y pensará: ‘no tiene amigos’, al contrario, comentarán: «qué valor que tiene, yo no me atrevería».
Y si piensas que hablan de ti, serás tú la que se lo ponga en tu cabeza ¿porqué van a juzgarte si no te conocen?

Aprenderás a entrar a un hostal sola con tranquilidad y confianza, cuanto menos te importe lo que piensen los demás, más natural serás y seguramente más gustarás, no tienes nada que perder, seguramente no los verás más, o sí, tú eliges.

Conocerás a mucha gente cada día, al principio te sabrá mal decir que ‘no’ quieres ir con pepito a cenar, pero cuando ya lleves un tiempo verás que decidirás invertir tu tiempo solo con quien realmente merece la pena, porque eso es lo bueno de tu viaje sola, que eres tú siempre la que eliges dónde quieres estar y con quién.

Aprende a disfrutar de tu propia compañía, cuando le pillas el rollo es una pasada! Pensarás: ‘me gustaría compartir este lago con mi hermana, le encantarîa’, pero como no la tienes al lado, sonreirás y pensarás: ‘qué suerte tengo de estar aquí presente’ y te sentirás feliz de estar ahí, el acordarte de alguien ya es en sí una forma de compartir el viaje, aunque el otro no lo sepa.

Y también te reirás sola, de las cosas que te vayan pasando, de tus aventuras, de ver a gente que haga cosas tan diferentes a ti. Muchas veces tmbién te verás obligada a hablar con otros viajeros/locales, es más cómodo cuando vas con alguien, pero a veces te apetecerá socializar y ahí tendrás que usar esa boquita que tienes.

No te voy a decir que vayas con cuidado porque eso ya lo sabes, te voy a decir que seas sabia y consideres en quién puedes confiar y en quién no. Tranquila, sé que no siempre funciona, pero la mayoría de las veces el instinto también te ayudará.

Las aventuras no se dividen en «para hombres y mujeres», sino en personas con actitud y coraje o no, así que tú puedes hacerlo! Y cuando no sepas por dónde tirar y necesites ayuda, pídela! Juega la carta de la guiri rubia/peliroja de bote que no sabe hablar el idioma pero que es encantadora, usemos nuestras armas bien usadas cuando debamos.

Y si no tienes seguridad, pretende que sí la tienes y al final esa confianza te saldrá sola!

 

Dear past, thank you for all the lessons. Dear future, I’m ready.

Related posts